martes, 31 de julio de 2007

¡Basta de Intentar!

¿Por qué tantos textos escritos por psicoanalistas repiten incesantemente el verbo “intentar”? No sin molestia, me encuentro en más de dos textos -en el término de un mismo día- con frases como: “intentare abordar”, “intentare situar”, “intentamos hacer un breve recorrido”, etc., etc.
Luego de leerlo por tercera vez, tuve la certeza de que se trataría de cierto semblante profesional. Entonces, no pude dejar de preguntarme: por qué los psicoanalistas intentamos tanto, en lugar de hacer y punto.

Anteponer el aviso que se está intentando, siempre aporta la categoría de ensayo al hecho. Un resguardo.
Pienso que hago algo pero digo que lo intento por las dudas. Si alguien se topa con mi escrito y considera que no hago lo que digo que estoy haciendo, avisé que simplemente lo intentaba.
O bien, me autorizo a hacer algo a medias y digo que es un intento para que nadie me reclame por las omisiones vertidas. En ese caso, por qué no decir: hago esto poco porque no necesito ir más allá y que lo lea quien quiera. Que lo tome a quien lo cause.

Intento” como sustantivo o como verbo, no sólo sería un resguardo sino también pretensión de existencia de cierta totalidad posible (hago un intento, del todo que habría que decir, digo un poco. Después no me digan que no avisé).
Los psicoanalistas ya deberíamos saber que no hay un todo. Aquellos que hacen los análisis profundos, rigurosos, reunidos con toda la información disponible; en verdad, no están en ningún lado. Igual que la gente feliz.

Con semejante aversión, el efecto en mí ha sido el impedimento absoluto para continuar la lectura en cada texto que tropecé con alguien que sólo intentaba.

¡Corro a revisar mis letras!

6 comentarios:

Viviana dijo...

Muy buen reclamo, "dejarse de intentar que se torna vano"
Hay palabras mediocres, por lo que implican, ésta es una de ellas. Cada vez que dije "Haré el intento", abandoné la empresa.
Semejante al "A ver..." para dar inicio a lo se expresa con "total seguridad". Seguramente ése no ve nada más allá de sus propias narices. ¿Ves? son modismos (tontos)
También revisaré, no sea que...

Natalia Zito dijo...

Gracias por compartir mi reclamo. Me gustó esa palabra.
Pregunto: lo compartis habitando el psicoanalisis? o llegaste al blog por algún otro lado?
Me dio curiosidad!
Saludo.

viviana dijo...

Te dejé una respuesta que no entra, regreso más tarde a ver si pudo colgarse...algo pasa con gmail hoy.

Viviana dijo...

A ver ahora.
Te decía que me conecté mediante links interesantes de otros. Afortunadamente coincidí con ellos y encontré la llave para abrir tu puerta. Me di unos buenos besos por el hallazgo.
No es halago exagerado(la obsecuencia no me va)Con tu espacio sumo buenos momentos de lectura e interesante información. No es poco, creo.
Gracias por ello,
Viviana

Natalia Zito dijo...

¡¡¡Muchas gracias!!!
No sólo que no es poco. Al menos para mi (que definitivamente me estoy animando a escribir de una vez y para siempre) es inmensamente gratificante leer que mis escritos le aportan algo a algún otro que no sea yo misma.
¡Gracias a vos!

Napalm QueEn DanGeroUs dijo...

JA JA JA JA JA

que clarida, me gusta mucho tu post, muy interesante, en ese caso todosm todititos intentamos simpre comunicar nuestra ideas y jamas lo logramos por la inmensa cantidad de vertiente a realizar sobre cada punto, vez lo que intento decir.

Saludos